¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Se encuentra usted aquí

Ocio.

La gran final del V Concurso de Blues de Barcelona

Gastronosfera06/02/2014

El sábado 8 de febrero se celebrará en la sala Monasterio de Barcelona la gran final del Quinto Concurso de Blues de Barcelona.

Blues. Sala Monasterio El sábado 8 de febrero se celebrará en la sala Monasterio de Barcelona la gran final del Quinto Concurso de Blues de Barcelona, que en sus primeras dos ediciones se llamaba Concurso de Blues Budweiser. Esta quinta edición ha sido la de su consolidación como uno de los concursos de blues más importantes de Europa y estamos hablando de un género donde las Challenge o concursos son muy populares, siendo las más destacadas a nivel internacional las celebradas en Memphis durante el mes de enero y la European Blues Challenge que de forma itinerante se celebra entre los meses de abril y marzo, siendo este año la ciudad de Riga, Latvia, la escogida. En esta quinta edición se han presentado 29 bandas o solistas de todo el estado, que han dibujado un panorama muy variado dentro de un género que cada día es más popular y se reivindica como una alternativa a los sonidos más modernos y de tendencias. El jurado ha podido comprobar que la salud de las nuevas generaciones de la música afroamericana es estupenda y que la diversificación de estilos es múltiple y muy atractiva. De esta forma se han presentado propuestas musicales que van desde el blues acústico del Delta del Mississippi al sonido típico de las streets bands de New Orleans; sonidos cercanos al jazz o más vinculados al swing, el blues eléctrico de Chicago y la vertiente más folk de los Apalaches, jumb blues y honkey tonk, boogie woogie y rock blues… todo en la participación más numerosa de la historia del concurso y una de las más elevadas en festivales y concursos de esta índole. La dinámica de la competición llevó a seis de las formaciones a defender su música en directo los pasados días 24 y 25 de enero en la misma sala Monasterio, que se llenó de forma increíble los dos días, convirtiendo la carismática sala de conciertos en una auténtica sauna y donde tan sólo el aire acondicionado y la cerveza fresca paliaban la fogosidad de la energía desprendida en el escenario por BCN Second Line, Grateful Blues y Frogs for Snakes el viernes o Sweet Marta & The Blues Workers, The Black Snakes y La Testapazza el sábado. La deliberación pertinente, que a buen seguro tuvo que ser reñida y complicada, aportó las dos bandas finalistas que se batirán musicalmente en duelo el día 8 de febrero. De un lado La Testapazza, dúo de blues acústico, cercano al folk que cuentan con un repertorio muy imaginativo y curioso, huyendo de los grandes clásicos y dominando perfectamente los lenguajes de la tradición a pesar de su extraordinaria juventud. Guitarra, armónica y dos voces para mostrar las inquietudes de un catalán y un italiano de adopción barcelonesa.

La segunda banda finalista es una formación de rhythm&blues eléctrico de gran calidad y solvencia, Sweet Marta & The Blues Workers, que basan su energía en la fuerza de la guitarra y las disertaciones de armónica, algo en común con sus rivales, pero que atesoran un sonido compacto como un motor de Harley Davidson.

No cabe duda que la sala Monasterio volverá a hervir de emoción y desenfreno, sobre todo porque mientras duran las deliberaciones del jurado, la organización del concurso ha tenido la estupenda idea de invitar a un anfitrión de lujo, venidos de Palma de Mallorca estarán Big Yuyu & Friends, una de las mejores propuestas de blues a nivel nacional. Una noche que se cerrará con la alegría del ganador y la decepción de quien se quede a las puertas de unos premios que pasan por actuar en el Festival de Blues de Barcelona, en el Hondarribia Blues Festival y grabar un disco y un DVD durante el 2014. No te pierdas este duelo visceral, encarnizado y estrictamente musical. Más información: Dónde: Sala Monasterio (Passeig d'Isabel II, 4. Barcelona) Día: Sábado 8 de febrero Hora: 22:30 Entrada gratuita Texto de JL Bad

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.