¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Se encuentra usted aquí

10 aperitivos sin gluten y sin lactosa fáciles de preparar
Propuestas Gastronómicas.

10 aperitivos sin gluten y sin lactosa fáciles de preparar

Mónica Salazar Vevia27/05/2019

Cómo sorprender a los invitados con intolerancia al gluten y a la lactosa con innovadoras propuestas.

¿Quieres ser el mejor anfitrión? ¿Ves cómo crece tu número de amigos con intolerancias al gluten y a la lactosa? ¿Te sientes culpable cuando la única posibilidad que les dejas a tus invitados que no provoque intolerancias es una hoja de lechuga?

Según Alimarket, entre el 19% y el 28% de la población española tiene intolerancia a la lactosa. Y dos tercios de la población mundial sufren algún tipo de intolerancia a esta sustancia de acuerdo con FoodIntolerance Network.

Por otro lado, según un estudio del instituto universitario de investigación en atención primaria IDIAPJGol más del 80 % de los celíacos no saben que lo son. La Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE) afirma que cada año el número de celíacos en nuestro país aumenta en un 15%. La cifra exacta es difícil de aseverar pero en España podría estar entre 450.000 y 900.000 personas.

Existe otro porcentaje de la población que no sufre intolerancias alimenticias de este tipo pero opta por alimentos sin lactosa o sin gluten para lograr un estilo de vida más saludable, o simplemente por moda o tendencia. Sin embargo, no siempre estos alimentos son más sanos nutricionalmente hablando, por ello es recomendable elaborarlos siempre en casa. Si los compramos no sabemos qué sustancias no deseadas podemos encontrar entre los ingredientes: más cantidad de azúcar, más grasa, sal, potenciadores de sabor…

Te presentamos ideas sencillas y originales para que tus fiestas o picoteos sean un éxito. El melón con jamón, la tortilla de patatas o el gazpacho siguen siendo muy buenas opciones para los intolerantes al gluten o a la lactosa aunque a nosotros siempre nos gusta ir más allá.

Aperitivos sin gluten y sin lactosa

Sushi de pepino

Se prepara en 20 minutos. Sabemos que no es sushi de verdad pero nos encanta porque es llamativo y original. Vaciamos el interior de dos pepinos medianos y los rellenamos con verduras en tiras. Por ejemplo, aguacate, zanahoria, pimiento rojo y pimiento amarillo. Lo podemos condimentar con salsa de soja, sriracha (más picante) y con un toque de mayonesa. Otra opción deliciosa para los amantes de las verduras.

Dip vegano de judías blancas y alcachofas

Los dips o salsas para mojar nachos sin gluten, galletas saladas sin gluten o crudités de verduras (zanahorias, apio o pepino) son siempre son una buena opción. Mezclamos en la batidora una lata de judías blancas cocidas y una lata de alcachofas junto con un poco de ajo y jugo de limón y obtendremos una salsa cremosa perfecta.

Palomitas de coliflor

Picamos una cabeza de coliflor en trozos pequeños. En un tazón grande mezclamos dos cucharadas de aceite oliva, las especias (una cucharada de cúrcuma y otra de canela) y una cucharada de levadura nutricional. Añadir la coliflor hasta que esté toda cubierta. Las horneamos durante 30 minutos, luego espolvoreamos cebolla en polvo y cebollino. No es exactamente lo mismo, pero obtendrá un crujido satisfactorio similar.

Espárragos trigueros envueltos en jamón serrano crujiente

Hervimos los espárragos, los enfriamos en agua helada, los envolvemos en lonchas de jamón y los horneamos durante 7 minutos hasta que el jamón este crujiente. Aconsejamos servirlos con un poco de aceite de oliva rociado por encima y un chorrito de pimienta de limón.

Aguacates rellenos de atún

Todo un chute de proteínas. Cortamos un aguacate por la mitad y lo vaciamos, mezclamos el picadillo de aguacate con jugo de limón, cebolla, atún, sal y pimienta y lo colocamos de nuevo en el aguacate.

Snack crujiente de manzana

Para los que aman aperitivos dulces. Calentamos el horno a 140-160 grados. Cortamos las manzanas por la mitad después de vaciar el corazón y las cortamos en finísimas rodajas (de 1 a 2 milímetros de grosor). Espolvoreamos con canela y las colocamos en una bandeja para hornear forrada con papel de horno. Las horneamos durante 45 minutos (dándoles la vuelta a mitad de tiempo) y las retiramos cuando estén crujientes y doradas).

Garbanzos crujientes

Estos garbanzos crujientes son una buena opción de picoteo. Podemos tirar de ese bote de garbanzos cocidos que tenemos olvidados en la despensa. Es fundamental secarlos bien antes de introducirlos en el horno durante 20 o 30 minutos. Es importante removerlos cada diez minutos. Algunos garbanzos pueden reventar, eso es normal, que no cunda el pánico. Cuando estén dorados y crujientes por fuera los retiramos del horno. Nos encanta sazonarlos con chile en polvo, pimentón ahumado, curry en polvo o comino.

Mini pastelitos de salmón y limón

Para esta receta necesitamos: 2 patatas grandes, 2 cucharadas de aceite de oliva, ralladura y zumo de ½ limón, 1 yema de huevo, 140 gr de salmón ahumado, 1 cucharada de perejil picado y 2 cucharadas de harina sin gluten mezclada con 1 cucharadita de pimienta molida gruesa.

Hervimos las patatas hasta que estén tiernas, las machacamos y las dejamos enfriar. Sazonamos con aceite de oliva, cáscara de limón y jugo al gusto, luego mezclamos el huevo, el salmón y el perejil. Formamos pequeñas tortitas de 3 cm de ancho y 1 cm de profundidad. Dejamos enfriar durante 15 minutos. Espolvoreamos cada tortita con la harina de pimienta y freímos a fuego lento en un poco de aceite durante 2-3 minutos por cada lado. Escurrimos en papel de cocina y los servimos con perejil.

Edamame 

Rápido y sencillo. Ya no solo lo encontramos en supermercados asiáticos. Las grandes cadenas han sucumbido a este delicioso y sano aperitivo japonés. Son vainas de soja que se sirven enteras. Simplemente hay que hervirlas en agua y sal. Solo se consumen las semillas tiernas que se encuentran en su interior. Una opción ideal para los que también sean vegetarianos.

Tacos de pimiento rojo con carne picada

Y por último, un aperitivo con mucha proteína. Necesitamos pimientos rojos morrones pequeños cortados por la mitad sin semillas (los que vayamos a necesitar), medio kilo de carne picada, 1 cucharadita de aceite de oliva virgen extra, 2 cucharaditas de chile en polvo, 1 cucharadita de comino molido, 1/2 cucharadita de ajo en polvo, 1/4 cucharadita de orégano seco, 1/4 cucharadita de pimentón, sal y pimienta, al gusto.

Precalentamos el horno a 180 grados. En una sartén cocinamos la carne con los condimentos. Colocamos la carne en los pimientos y horneamos durante 12-15 minutos hasta que estén ligeramente tiernos. Si se desea se pueden servir calientes y con un poco de cilantro.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.