¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Se encuentra usted aquí

 7 barras para comer croquetas en Madrid
Propuestas Gastronómicas.

7 barras para comer croquetas en Madrid

Carlos Maribona24/07/2018

De bacalao, de ibérico, de gambas, de calamares... Aquí os damos una lista de las imprescindibles en Madrid. ¡Disfrutad!

El Quinto Vino

Esta tradicional taberna tiene una barra clásica y muy popular. Además de por su completísima bodega, es conocida por sus magníficas y cremosas croquetas de jamón ibérico, con una bechamel suave y ligera. Las llaman croquetas de Esperanza porque ese es el nombre de la cocinera que se las elabora. Las hace en su casa y las lleva a diario al establecimiento, donde se fríen. Su secreto es que además de estar buenísimas recuerdan mucho a las caseras de toda la vida.

Hernani, 48

Viavélez

El cocinero y propietario de este restaurante madrileño, Paco Ron, es asturiano. Su barra es una de las más atractivas de Madrid. Y entre su amplia oferta nunca faltan las croquetas. Ron ha llevado consigo a la capital la tradición croquetera de su Asturias natal. Bechamel casi líquida, perfecto rebozado, fritura impecable.  Además de las tradicionales de jamón, impecables, las tiene en ocasiones de bacalao o de gambas.

General Perón, 10

Santerra

Una de las barras más interesantes de Madrid de cuantas se han abierto en los últimos meses. Miguel Carretero, su jefe de cocina, es un joven con sólida formación y mucho recorrido. El restaurante está en la planta semisótano, pero en la de entrada cuentan con una buena barra que invita al tapeo, donde tomar una ración de oreja frita con mojo verde, una gildas o una versión de gambas al ajillo en la que se emplean gambas rojas. Pero lo mejor son unas croquetas de ibérico de mucha categoría.

General Pardiñas, 56

Joselito's

Joselito es una de las más prestigiosas marcas de jamones de cerdo ibérico. En este local de la calle Velázquez venden directamente sus productos, tanto para llevar como con una pequeña barra degustación. Lógicamente la oferta se basa en productos del cerdo ibérico, entre ellos unas estupendas croquetas de jamón y de chorizo, bien cremosas, que también se pueden comprar para freír en casa. Las misas croquetas se encuentran también en la excelente barra de Álbora (Jorge Juan, 33), que es de los mismos propietarios.

Velázquez, 30

Casa Alicia

Abierto hace pocos meses, Casa Alicia es un restaurante de cocina tradicional donde no hay sitio para la sorpresa. Buen producto, elaboraciones sencillas, platos que recogen la tradición de las populares casas de comidas madrileñas… Al entrar desde la calle, una zona de barra, bastante amplia, con cocina ininterrumpida lo que permite tomar un aperitivo o picar algo de manera informal a lo largo de la tarde. Allí ofrecen unas muy buenas croquetas. Ojo también a la jugosa tortilla de patata y a los torreznos ibéricos.

Recoletos, 7

Arzábal

Un fijo a la hora del tapeo en el barrio del Retiro. En su barra se sirven raciones que ya se han hecho tradicionales como las anchoas, la ensaladilla rusa, los mejillones en escabeche, los ahumados caseros o las patatas a la importancia con cigalitas, que se alternan con propuestas de temporada como el escabeche de bonito o las alcachofas fritas. Y entre toda esa oferta, muy buenas croquetas. Unas de boletus y otras, más clásicas, elaboradas con leche de oveja y jamón ibérico, bien rebozadas y muy cremosas.

Menéndez Pelayo, 13

Viu de Vacas

Situada en La Latina, en la barra de esta taberna de cocina tradicional madrileña, con algunas influencias segovianas, se pueden probar platos populares como callos, rabo de toro o torreznos. Tampoco faltan las croquetas, de las que hacen dos versiones diferentes. Unas de calamares en su tinta y otras de jamón asado.

Calle del Águila, 2

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.