¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Se encuentra usted aquí

Postres y dulces

Trufas de chocolate con jengibre y de chocolate con curry

Marta Sanahuja27/11/2015

¿Os animáis a preparar unas trufas de chocolate? Pero no unas trufas cualquiera, unas trufas con un toque de especias. En este caso hemos escogido jengibre y curry.

Hay recetas y recetas. Con eso quiero decir que hay mucho para escoger, y ya se dice que en la variedad está el gusto. Pero también hay que saber escoger bien porque puede que esta decisión nos haga seguir cocinando o, en el caso que seamos poco constantes, lo tiremos por la borda (y la comida a la basura) y acabemos rindiéndonos.

Para aquellos que no sean eruditos en la materia y usen el horno de despensa, está bien empezar con cosas sencillas, algo que podamos preparar bien en pocos pasos y con pocos ingredientes, pero que al mismo tiempo pueda quedar muy resultón. Así, el sentimiento de haber cocinado algo ‘diferente’ parece que nos alienta a seguir entre fogones.

Un ejemplo sería el de las Trufas de curry y las Trufas de jengibre. Oye, las trufas están más que vistas, ¿pero especiadas? Eso ya es otra cosa. Sorprende a cualquiera. No es lo mismo la típica trufa de toda la vida que una Señora trufa al curry. O con su toque de jengibre, tan venerado en los últimos tiempos por sus múltiples propiedades beneficiosas para la salud.

Que nadie se asuste, pero el jengibre, además de un antiinflamatorio natural, es recomendable para la artrosis, los problemas digestivos, así como dolores reumáticos y menstruales. Pero también es infalible contra la gripe y los resfriados; es un antidepresivo que ayuda a combatir el vértigo y los mareos, las migrañas. Y, además, previene enfermedades cardiovasculares, el envejecimiento prematuro, el cáncer de colon y de ovarios y el estrés. Ah, y afrodisíaco. Una joya, vamos.

Sobre el curry, no se queda nada lejos. Es anticancerígeno, antiinflamatorio y antibacteriano. Muy recomendado en casos de hinchazón o problemas intestinales; además de ayudar a contrarrestar el colesterol por su efecto dilatador de los vasos sanguíneos.

Con todo, creo que si el chocolate se ha demostrado que es saludable y las dos especias con las que prepararemos la receta de hoy son tan beneficiosas, vamos a ensuciarnos las manos, ¿verdad?

Preparación:

- En un cazo, verter la nata y la miel y llevar a fuego medio. Remover hasta que la miel quede disuelta y el líquido llegue a ebullición.

- Colocar el chocolate troceado en un bol amplio.

- Cuando la mezcla de nata y miel arranque el hervor, retirar del fuego y verter sobre el chocolate picado. Dejar reposar dos minutos y remover con una espátula de silicona hasta que se funda por completo y se adquiera una crema brillante, lisa y homogénea.

- Añadir la sal y la mantequilla cortada a cubos. Remover hasta disolverla por completo.

- Tapar con papel film y refrigerar durante un mínimo de 2 horas.

- Pasado el tiempo, sacar la crema de chocolate de la nevera, dividir en dos partes.

- Añadir el curry en una y el jengibre en la otra.

- Ir haciendo bolas con las manos, del tamaño de una nuez y rebozar en cacao puro en polvo.

- Disponerlas sobre una bandeja. Antes de guardar refrigeradas o congeladas, espolvorear un poco de la especia que contengan en la parte superior. Esto, además de poder diferenciarlas, les dará un toque especial en el momento de darle el primer bocado.

(para 26 trufas)

  • - 240 gr. de chocolate (70% cacao)
  • - 200 gr. de nata líquida
  • - 25 gr. de miel
  • - 1 pizca de sal
  • - 35 gr. de mantequilla sin sal
  • - 1 cucharadita de curry
  • - 1 cucharadita de jengibre
  • - Cacao puro en polvo

Comentarios

 ...

Interesante

 ...

Con Chile quedarían fantásticas también

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.