¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Se encuentra usted aquí

Internacional. Chicken Shop-Dirty Burger.
Plaça del Duc de Medinaceli, 2 Barcelona. Tel: 932 204 700

Chicken Shop-Dirty Burger: el culto a la buena hamburguesa

Núria Bonet21/06/2017

Una buena hamburguesa no la hacen en cada esquina. Y aquí tiene un sabor especial, podríamos decir que con ese toque británico inconfundible pero con la carne de los pastos de Girona. Un mix interesante y, sobre todo, sabroso.

Dirty Burger ya se ha hecho un nombre en Gran Bretaña y desde el año pasado ha encontrado su lugar en el Gótico de Barcelona, ​​junto con Chicken Shop. Dos locales en uno, dos propuestas diferentes que encajan a la perfección. La cosa va de hamburguesas y de pollo asado. Sin pretensiones, sí, pero con producto de calidad y hecho al momento. En un barrio donde cada vez hay más fast food enfocado a guiris y transeúntes de paso, este restaurante te hace recordar que la comida rápida puede ser algo más que bocadillos reblandecidos y patatas aceitosas.

En la carta hay tres tipos de hamburguesa pero la que merece un capítulo aparte es la Dirty Bacon. De acuerdo que sólo con el nombre ya puede asustar a los que sufren de colesterol, pero de verdad que las tiras de beicon gruesas y tiernas hacen que uno se olvide de contabilizar calorías.

Para los más clásicos, no os preocupéis, está la Cheeseburger; y para los que lo de la carne no os acaba de convencer, la Dirty Veggie, hecha a base de champiñones, cheddar ahumado y rúcula. Se pueden acompañar con ensaladas de col o de aguacate y lechuga (¡tierna y crujiente y con sabor a lechuga!) o con patatas fritas (cortadas a mano, hechas al momento). Ya puestos a hacer una inmersión en el mundo del burger más inglés y auténtico, también se puede optar por el maíz a la parrilla.

Pollos de corral

El Dirty Burger de Barcelona se ha unido con el Chicken Shop y esto quiere decir que en la pared de la barra lucen los pollos dorándose en una rotisserie venida especialmente de Inglaterra. Son pollos de corral de L’Empordà, macerados durante 24 horas, lo que se traduce en una carne tierna y con todo su sabor. Una propuesta diferente a nuestro pollo asado.

Y entre tanta influencia británica, sorprenden por sabrosas y caseras las enormes croquetas de pollo de este local. De verdad que vale la pena guardar un rinconcito para probarlas.

Y para terminar, el apple pie que les ha hecho famosos en Gran Bretaña: un pastel de manzana en que se encuentran los trozos y la canela y que llevan a la mesa con el molde para cortarte el trozo que quieras, tibio y acompañado de helado.

La propuesta gastronómica de Chicken Shop-Dirty Burger se complementa con los Mürger (music + burger) que se celebran los sábados, una cita con un artista que pinta en directo, mientras podemos degustar nuestra cena.

Galeria

  • Chicken Shop-Dirty Burger
  • Hamburguesa de Chicken Shop-Dirty Burger
  • Pollos asados de Chicken Shop-Dirty Burger
  • Hamburguesa de Chicken Shop-Dirty Burger
  • Ensalada de Chicken Shop-Dirty Burger

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.