¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Se encuentra usted aquí

Tradicional. El Viejo Zortzi.
Poza Lizentziatuaren Kalea, 54 Bilbao.

El Viejo Zortzi: la buena cocina vasca

Carlos Maribona10/07/2017

Una taberna elegante, de ambiente desenfadado, con buena barra de pinchos y una atractiva oferta tradicional vasca con producto muy bien seleccionado.

En la mejor zona de pinchos de Bilbao, la calle Licenciado Poza, a un paso del estadio San Mamés, El Viejo Zortzi es una de las opciones más atractivas para comer en la capital vizcaína. Su carta de platos clásicos, elaborados a partir de un producto bien seleccionado, garantiza una buena comida, de esas que llamamos "confortables". No hay en esta veterana casa, con aires de taberna elegante, lugar para la sorpresa. Todo es muy tradicional en la oferta, y todo está rico. Detrás está un veterano cocinero, Daniel García, quien desembarcó en Bilbao en 1981 abriendo un restaurante llamado Zortziko. En 1989 decidió trasladarse a la Alameda de Mazarredo, a un nuevo espacio en el que ha logrado una estrella Michelin, pero sin cerrar el primer local, que desde entonces se llama El Viejo Zortzi. Cocina más actual y ambiente más elegante en Zortziko. Y cocina más tradicional y ambiente más desenfadado, que no peor, en este que hoy nos ocupa. Daniel García es el director gastronómico, aunque de los fogones se ocupa su hermana Julia, una sólida cocinera.

La amplia barra de la entrada es un buen lugar para disfrutar de una amplia y atractiva variedad de pinchos fríos y calientes (ojo a las latas premium de mejillones, berberechos o sardinillas "tuneadas"), junto a una completa oferta de vinos y champanes. Detrás, un pequeño y acogedor comedor en el que disfrutar los platos que elabora Julia García. No faltan nunca las verduras, muchas de ellas procedentes de una huerta propia. En temporada son imprescindibles los espárragos blancos, que llegan de Navarra, o las alcachofas salteadas. Atención al salmón ahumado y marinado casero, más que recomendable. Está muy buena también la terrina de foie micuit, técnicamente impecable. Si hay caracoles a la vizcaína no dejen de probarlos, con una salsa para mojar mucho pan. Otra opción para empezar, convertida en un clásico de la casa, es el changurro gratinado de mejillones, muy agradable.

Como platos principales, los pescados ocupan un lugar destacado. Varían en función del mercado, pero casi siempre hay merluza, bien el lomo, bien el cogote. Este último, asado a la bilbaína, nunca defrauda. En esa línea tradicional, el bacalao es otro de los protagonistas. Tanto el milhojas que se ofrece en el capítulo de entradas como un irreprochable bacalao al pilpil, de los mejores que hemos tomado en Bilbao. En cuanto a las carnes, ricos los guisos de carrillera y de rabo de vacuno, muy sabrosos, y estupendos los callos de ternera a la vizcaína, bien melosos. Especialidad de la casa son las chuletas de vaca a la parrilla. Carne de calidad, aunque no siempre llegan a la mesa en el punto exacto. Probamos dos, una perfecta, bien sellada por fuera, tierna y roja por dentro, con la temperatura adecuada. Sin embargo en la segunda se les va la mano al asarla y llega demasiado pasada. Una pena.

Entre los postres caseros sobresale el helado de queso, muy logrado. Además, tostada de arroz con leche o tiramisú. Para los que prefieran salirse del dulce hay una tabla de quesos bien seleccionados. Una bodega muy atractiva completa las buenas sensaciones en esta veterana casa bilbaína.

Galeria

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.