¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Se encuentra usted aquí

Catalana. Hostal Jaumet.
Torà.(Lleida) Tel: 973 47 30 77

Hostal Jaumet, respeto y revisión del recetario catalán tradicional

Anna Tomàs25/03/2015

No son demasiados los establecimientos dedicados a la restauración en nuestro país que alcanzan el centenario y siguen en la brecha en cuanto al servicio, la calidad y el trato que dispensan a los clientes. Y si cien años ya son una cifra imponente, ¡todavía más impactante es un hostal que este año cumple los 125!

Es el caso del Hostal Jaumet, en la leridana comarca de La Segarra, que fue fundado en 1890 y alcanza esa edad venerable en perfecto estado de salud gastronómica como demuestra su fiel clientela.

Todo empezó con un pequeño hostal junto la carretera de Barcelona a Andorra en el que se preparaban comidas para los tratantes de cerdos que viajaban por la zona.

A principios del siglo XX, el tráfico de carruajes y los viajeros que se dirigían a tomar el tren en Calaf van dando fama al local que, tras los avatares de la guerra civil, conocería un nuevo empuje con el inicio del fenómeno turístico en los años sesenta.

Desde ese momento el Hostal Jaumet sigue una línea ascendente adaptando su oferta a los tiempos actuales, como la remodelación de la cocina y las habitaciones que ha tenido lugar en los últimos años.

Su cocina sigue manteniendo la fidelidad a las recetas basadas en los sabores tradicionales de la cocina catalana, preparadas en muchos casos en cocina de carbón y cazuelas de barro, sin por ello dejar de adaptarlas en lo necesario a las técnicas y gustos de la gastronomía moderna.

Una cocina que mantiene bien alto el espíritu de la padrina Ramona Closa, emblemática cocinera del hostal, ya fallecida, cuyo recuerdo pervive en alguna de sus magníficas recetas como las perdices a la vinagreta.

Numerosos son los testigos conocidos de esta trayectoria centenaria, huéspedes que han disfrutado los placeres de la mesa del Hostal Jaumet y la acogida siempre amable de sus propietarios. Jaume Pasteller, Miquel Calzada, Josep Antoni Duran Lleida, Ángel Ros, Jordi Pujol, Teresa Conillera o los futbolistas Quini y Urruti son algunos de los comensales que han pasado por sus mesas.

Pero el espíritu del local se manifiesta especialmente en una frase que les dedicó el conocido escritor y periodista Josep Maria Espinàs: “… una casa que combina perfectamente un cierto aire romántico, evocador y de episodios con diligencias, casas de posta y caballerizas como protagonistas y un espíritu renovador, de establecimiento puesto al día”.

Entretenimientos para compartir como las tostaditas con pan de coca, tomate y virutas de jamón o las verduritas rebozadas con salsa romesco. Entrantes como la sopa de trufa, verduras, pollo y boletus con sombrero de pasta de hojaldre o el timbal de escalibada con anchoas de L’Escala, olivada y pan tostado.

Entre los pescados, el medallón de rape con sanfaina, salsa de marisco, infusión de menta y crujiente de espinacas o el filete de rodaballo al horno a la almendra, con cremoso de calabaza y concassé de berenjena.

Y entre las carnes, aparte de las preparadas directamente a la brasa, el magret de pato con salsa de tomillo, reducción de Oporto y manzana caramelizada o las manitas de cerdo rellenas de higos, piñones y ravioli de membrillo.

Mención aparte merecen los platos de “l’àvia Ramona”. Cualquiera de ellos es una delicia para el paladar, desde los canelones a los caracoles a la gormanda, los pies de cerdo guisados con patatas, pasas y piñones o la nunca suficientemente alabada perdiz a la vinagreta “Can Jaumet”.

Aparte del horario de las comidas, en el bar-terraza se puede disfrutar, desde las siete de la mañana hasta las 23:30 horas de platos combinados, bocadillos fríos y calientes, pizzas, tapas, un menú económico y los platillos de l’àvia Ramona.

Afortunadamente, en algunas ocasiones los años no pasan en balde y la cocina de l’Hostal Jaumet es una buena muestra de ello.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.