¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Se encuentra usted aquí

Idò
Mediterránea. Idò D.O. Balear.
Carrer Viladomat,43 Barcelona. Tel: 93 423 96 27

Idò D.O. Balear: sabores potentes en un entorno informal y divertido

Òscar Gómez20/09/2016

En el barrio de Sant Antoni encontramos una auténtica embajada gastronómica de la cocina balear. Idò D.O. Balear lleva tres años acercando lo mejor de las islas hasta el corazón de Barcelona. Además de los productos más fetiche (sobrasada, ensaimadas) encontramos también otras elaboraciones igualmente tradicionales y algunos guisos con mucho fundamento.

Tres años llevan Antonia, Pema y Lourdes acercando la coquinaria balear a una Barcelona que de tan cosmopolita se olvidó de darle cancha a las islas más vecinas. Ingredientes con denominación de origen cocinados con  sencillez y autenticidad, carta muy amplia con opciones de todo tipo (desde bocadillos hasta guisos con horas de chup-chup).

Sabores potentes en un entorno informal y divertido. Junto a las imprescindibles sobrasada y ensaimada encontramos también variats, panades, cocarrois, pambolis... Platos que hacen las delicias de los barceloneses y acarician la nostalgia culinaria de la colonia balear.

El local es amplio, estructurado en tres espacios. En el primero - la terraza o porxada- podemos tapear informalmente sobre mesas bajas sobre el suelo sembrado de cantos rodados. En el interior encontramos un comedor diáfano y cómodo. Mesas amplias, sillas confortables, bien iluminado. Al fondo, sala para grupos con mesa larga e intimidad.

El carpaccio de calabacín es entrante ligero y muy compartible. Aliñan la cucurbitácea con emulsión de miel y mostaza, avellanas tostadas, flor de sal y queso menorquín curado (picado, muy menudo). La mezcla es suave, sin estridencias. Equilibrio de dulces, ácidos (lo que menos) y mucho umami (el queso, las avellanas).

Resulta espectacular -uno de los hits de la casa, Anabel la cocinera nos cuenta que la clientela lo pide con compulsión- la tabla de quesos de Menorca. Se sirven combinados con mermeladas y frutos secos. El semicurado resulta arrebatador -textura mantecosa, sabor  láctico y herbal- y la cosa se pone muy seria con el que incorpora romero: gana en cuerpo y atesora algo más de acidez. El curado es directamente excepcional. Color amarfilado, en boca encontramos matices de frutos secos y final ligeramente picante. Ya lo hemos dicho: Es-pec-ta-cu-lar.

La ollita de sobrasada guisada al horno es un plato de intensidad tremenda. Terremoto de grado siete en la escala Ritcher del sabor palatal. Cocida en una diminuta cocotte desarrolla aromas y funde dulcemente. Se sazona con miel para potenciar los sabores y domesticar un poco el picante (algo menos que fuerte pero algo más que moderado) del embutido bermellón. Se come extendiendo la maravilla sobre las típicas galletas marineras (Quelitas). Autenticidad balear.

Para darle cancha definitiva a la mandíbula, podemos abandonarnos al bocado suculento de la ensaimada convertida en bocadillo amable: las saïmvitx. Calientes, de interior meloso y exterior ligeramente hojaldrado. Doradas y crujientes. El azúcar de la ensaimada carameliza cuando se pasan por la plancha y contrasta con el salado interior. Sensacional la de bacalao (ahumado en la casa) con cebolla caramelizada.

En la hamburguesa de sobrasada encontramos superposición de sabores, complejidad. El núcleo es una buena carne de ternera mezclada con sobrasada que le aporta una textura agradablemente mantecosa. A partir de aquí capas de sabor añadido: punto salado de la salsa de soja, matiz picante de la salsa Perrin's, dulzor de manzana y la hoja de lechuga para refrescar. ¿Creen que falta algo? Pues sí: mayonesa mezclada con mostaza y miel. Una sinfonía completa entre dos mitades de pan (tierno, denso, gratinado con queso) que se acompaña de buena patata frita y olivas -isleñas, claro-.

Para el momento dulce buenísima tarta de chocolate con vino tinto (relleno de mermelada amarga de naranja de Soller), descomunal textura amorosa y casi fundente en la tarta de almendra cruda con canela y finalmente conviene probar la gran joyita golosa: tiramisú de ensaimada.

Menú de mediodía por 11,40 euros (primero, segundo, postre y bebida), con opciones ligeras desde 8 euros.

Bola extra: muchos de los productos con Denominación de Origen Balear que se emplean en la elaboración de los platos también están a la venta para venirse con nosotros a casa. Embutidos como el carn-ixulla, quesos de Mahón, la sobrasada, vinos...

Galeria

  • Idò
  • Idò
  • Idò
  • Idò
  • Idò
  • Idò
  • Idò
  • Idò
  • Idò
  • Idò
  • Idò
  • Idò

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.