¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Se encuentra usted aquí

Catalana. Insòlita Gea.
calle Sant Antoni Maria Claret, 216 Barcelona.

Insòlita Gea, tapeando a ritmo de jazz en Barcelona

Anna Tomàs29/10/2014

Catalanes, españoles, ingleses, rusos o alemanes. Ciudadanos de Barcelona o turistas que pasan unos días en la ciudad. Lo cierto es que todo el que come en Insòlita Gea sale contento.

Este joven local, aparte de estar en una ubicación ideal con vistas directas al Hospital de Sant Pau – característico por su arquitectura–, es una alternativa a considerar lejos del bullicio turístico pero al mismo tiempo a tan sólo unos minutos andando de la Sagrada Familia.

Definido como restaurante y bar de tapas, el propietario es un joven treintañero diplomado en dietética y nutrición humana: Alexis Usón Banchs. Alexis es emprendedor y busca la innovación culinaria al mismo tiempo que combina el placer del paladar con la salud gastronómica gracias a sus estudios universitarios. Su trayectoria profesional cuenta con experiencia en el extranjero y ha sido dietista del centro médico Teknon.

Hechas ya las presentaciones, vámonos a la oferta culinaria. Insólita Gea trabaja con cocina catalana y vasca, personalizada gracias a la inversión de tiempo y cariño en cada uno de sus platos. Entre semana, está el menú que por menos de 11 euros incluye bebida y postre.

Como platos, quienes han pasado por la barra o las mesas del Insólita destacan las chips de alcachofa, la fideuá, la ensalada de sandía con queso de cabra, el salmón con mostaza de miel y, no podían faltar, ¡las patatas bravas a la Insólita! (destacadas tanto por gente local como por extranjeros). Pero si por casualidad (o intencionadamente, claro) pasas por la mañana, déjate sorprender por alguno de sus desayunos.

La música en directo es otro elemento cautivador, ya que cada jueves diferentes grupos (principalmente de jazz) amenizan las experiencias de los comensales, pudiendo acompañarlas con una cerveza bien fresca.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.