¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Se encuentra usted aquí

Passió Mediterrània
Mediterránea. Passió Mediterrània.
Carrer Moll de Llevant, 298 Maó.(Illes Balears) Tel: 971 35 47 04

Passió Mediterrània: platos creativos en pleno puerto de Mahón

Antonio Juaneda25/04/2018

¿Que hacen una artista y ejecutiva del mundo de la moda y un ingeniero industrial regentando un restaurante en Menorca? Esta es la pregunta que me hice yo hace cuatro años al conocer a Tere y Aleix, cuando me dijeron que iban a abrir Passió Mediterrània en el puerto de Mahón. La respuesta me la dieron algunos meses después, durante la charla de sobremesa de una excelente menú degustación en su restaurante: “Está muy claro –me dijo Aleix–, Tere se encarga de la creatividad, del diseño de los platos, de los sabores… y yo de los procedimientos y la técnica”. Certifico que es una buena fórmula, porque el resultado es una propuesta culinaria creativa, colorista, sabrosa, variada, moderna y bien ejecutada.

Tere Montesinos estudió Historia del Arte y profesionalmente se desarrolló en el sector de la moda, como Sales Area Manager en VF Corporation (Vanity Fair). Paralelamente obtuvo un grado superior en enología en Alella y perfeccionó sus conocimientos de cocina en diferentes seminarios para cocina profesional. Por su  parte, Aleix  Pagan  es Ingeniero Industrial y se dedicó desde 1995 al desarrollo de proyectos para la industria farmacéutica y alimentaria. Fieles amantes de la gastronomía, después de pasar sus veranos en Menorca (Fornells) durante más de 20 años, decidieron dejar atrás sus profesiones e instalarse en la isla para desarrollar su pasión por la cocina, aprovechando los conocimientos y experiencia que uno y otro habían adquirido en sus trabajos anteriores.

Así nació Passió Mediterrània en la primavera de 2014, un sitio al que se va no sólo a comer sino también a desconectar, divertirse, jugar, sorprenderse, experimentar buenas sensaciones, sentirse bien, conversar entorno a una buena comida o cena… Y esto lo consiguen Tere y Aleix con un ambiente cálido y acogedor en la sala y en la terraza (por cierto, con excelentes vistas al puerto de Mahón), dando buen servicio, y ofreciendo platos llenos de colorido, sabor, texturas y alguna sorpresa.

Tienen un buen “fondo de armario”, con platos que han ido creando desde que abrieron, aprovechando la temporada baja para seguir formándose, aprender cosas nuevas y trasladarlas al restaurante cuando empieza la temporada. Platos que van combinando tanto en la carta como en diferentes menús degustación que van creando en distintos momentos. Yo probé el menú degustación de pretemporada, un avance de los platos que te encontrarás en la carta durante el verano. El nombre de los platos ya te da una idea del despliegue de ingredientes, sabores y texturas que conforman el menú, y las imágenes lo corroboran.

La primera parte del menú se compone de un “Escabeche de mejillones” con mermelada de tomate, con mejillones del puerto de Mahón, donde se cultivan desde tiempo inmemorial. Un “Falso ravioli”, que no era de pasta sino de queso, rellenos de pera, nueces y acompañados de un pesto. “Gyozas de verduras”, suaves y sedosas, con una reducción de jugo de asado de ternera, un buen contraste. Y la “Croqueta de rostit“, tal como la hacía la abuela de Tere, que se sirve sobre una crema de zanahoria; me encantó, por la textura y por el sabor, que me trasladaron a la infancia.

Los dos platos con más enjundia son un Fish & Chips, unos lomos de bacalao con una tempura ligera, con kimchi mediterráneo, guacamole de wasabi, boniato y patata, una obra de arte, vistosa y colorida, un plato para jugar con varios sabores. Y el “Secreto ibérico” con puré de apionabo y demiglas de café, una carne jugosa, por la grasa de esta pieza del cerdo, y sorprendente el puré, sabrosísimo!

De postre, el Cacao-Menta-Yuzu, que lleva un bizcocho de chocolate vegano, crema de menta y sorbete de yuzu, una combinación de frescura y dulzor muy interesante. Por último, un Sable bretón, con praliné de frutos secos y helado de brossat, el requesón que se hace en Menorca con el queso de la isla.

Una propuesta interesante para el verano en Menorca, pero también en primavera y otoño, con menos agobios, para saborear tranquilamente una cocina cargada de buen gusto y pasión por la gastronomía, con excelentes vistas del puerto de Mahón.

Galeria

  • Passió Mediterrània
  • Passió Mediterrània
  • Passió Mediterrània
  • Passió Mediterrània
  • Passió Mediterrània
  • Passió Mediterrània
  • Passió Mediterrània
  • Passió Mediterrània
  • Passió Mediterrània
  • Passió Mediterrània

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.