¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Se encuentra usted aquí

Española. Sancho.
Calle Tablas, 16 Granada. Tel: 958 266 403

Sancho, la esencia de una "casa de comidas" por vocación

José Cabello29/06/2015

Situado en el centro de Granada, calle Tablas 16, ​aunque ​no donde está el meollo​ más turístico​, lo que le da cierto aire de bar restaurante de barrio de toda la vida, ​y deja que aflore la verdadera vocación de Sancho​, ser una ​“casa de comidas”, pero de las de verdad.

Fundado hace casi 35 años, Sancho comenzó como cafetería familiar de estilo muy “ochentero”, pero con una sobresaliente cocina que ha marcado el rumbo del local hasta convertirlo en uno de los locales más interesantes desde el punto de vista gastronómico de Granada, que actualmente dirige, tanto en los fogones como en la gestión, Serafín Jim​énez, hijo de los fundadores, y que ha ido adaptando el local a los nuevos tiempos.

Serafín es un apasionado de la cocina y, partiendo del recetario tradicional que aprendió de su madre, ha sabido evolucionar y ofrecer unos platos en donde prima la calidad y repletos de esos pequeños, y grandes, detalles que dan autenticidad a una carta. Como la elección del producto, con protagonismo de los productos de temporada, algo que debiera ser obligatorio en cualquier cocina, y elaboraciones hechas en casa, perfectamente controladas.

Además, es elogiable el uso que se hace en el restaurante de nuevas técnicas de cocina que ayudan a mejorar el resultado final, pero sin desvirtuar la base de la tradición.

Este afán en hacer por hacer las cosas bien se traduce en platos brillantes, equilibrados y, sobre todo, llenos de sabor, pero al mismo tiempo, con ese encanto especial que le da la sencillez. Como el tomate con ventresca, ​en ​donde se parte de la elección del mejor tomate y, en vez de abrir una lata para añadir el atún, optan por confitar suavemente una ventresca fresca… el resultado es sublime.

La costilla lacada con miel de romero es otro de los platos estrella de Sancho, sabrosísimas y con una jugosidad de escándalo, que solo se consigue tras casi 5 horas de horno a fuego muy lento, un alarde que pocos restaurantes se pueden permitir.

Mención aparte merece su esfuerzo por "dignificar la hamburguesa", como el propio Serafín nos comenta, un plato denostado por las cadenas de comida rápida, pero que en manos de Serafín alcanza otra dimensión. Utiliza solo carne de vaca, de diferentes razas y cortes, como el lomo bajo de Cherolesa o Simmental y pecho de Black Angus, para buscar el mejor sabor y jugosidad.

Y tal es la calidad de la carne, que no es necesario ningún tipo de aliño, tan solo añade un poco de sal, para conseguir una excelente hamburguesa, que se sirve sin pan sobre unas patatas a lo pobre. Este éxito les ha llevado a abrir dos locales especializados bajo el nombre Sancho Casual Burger que, efectivamente, elevan la carne picada a un alto nivel.

La cocina de mercado es otra de las señas de identidad de Sancho, sobre todo al tener al estupendo Mercado de San Agustín a escasos cinco minutos, algo que se agradece con su recomendable menú diario, un "regalo" que muchos granadinos aprovechan a mediodía y, como ya hemos comentado, por utilizar productos frescos y muy escogidos para elaborar una "cocina española en versión original", como reza su acertado eslogan, toda una declaración de principios.

Sancho es perfecto para un ligero picoteo o una comida más contundente con una fiabilidad a prueba de toda duda. Además, los precios son moderados, sobre todo para la calidad que ofrece, el trato es amable y profesional… recomendable al 100%.

Comentarios

 ...

Según el mapa pone que está en Cajar, en que quedamos?

 ...

Hola Igor, había un error en la ubicación en el mapa, que ya está solucionado. La ubicación correcta es la que aparece en la información: c. Tablas, 16, Granada. Gracias por tu advertencia.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.