¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Se encuentra usted aquí

Restaurante Tomeu
Mediterránea. Tomeu.
C/ Sant Jaume, 22 Palma de Mallorca (Baleares). Tel: + 34 871 575 525

Tomeu: conexión con las raíces de la cocina mallorquina

Gastronomicament21/11/2017

Tomeu Caldentey no solo fue el primer mallorquín en obtener una estrella Michelin, es todo un referente en el ámbito culinario de la isla, que ha sabido conquistar los paladares más exigentes y selectos.

Lo lleva haciendo desde el año 2004 en la localidad de sa Coma (Sant Llorenç) con Bou Restaurant, y a partir del 2016 continúa con este propósito en Palma, primero con Taronja Negre y desde el 2017 con el restaurante Tomeu, donde ha creado una casa de comidas a su imagen y semejanza. De hecho, la ha bautizado con su propio nombre, un apelativo común en Mallorca, con el que transmite lo que se prepara en su cocina: unas elaboraciones meticulosas conectadas con las raíces de la cocina mallorquina.

Para ello, Caldentey se vale de dos personas con nivel y experiencia: Joan Melis, en la cocina, y Albert Escofet, en la sala. Ambos acumulan experiencia en la alta restauración al lado de grandes figuras: Carme Ruscalleda, Paco Pérez, el desaparecido Jean Luc Figueras y Marc Gascons, entre otros. Su saber y perseverancia  en el buen hacer les han llevado a formar un equipo compenetrado que ofrece aquello que el cliente espera encontrar: creatividad, calidad y educación.

Ubicación emblemática

El local del restaurante se ubica en el Boutique Hotel Sant Jaume, de 5 estrellas, en una de las zonas con más encanto de Palma. Situado en un edificio histórico del siglo XVIII, rodeado de espacios con historia, como la Rambla y el Born, puntos neurálgicos de Palma. En este entorno mágico, la cocina de Tomeu brilla con todo su esplendor. A mediodía, ofrece el menú semanal 'Les greixoneres del migdia', en el que encontrarán destellos sabrosos de la cocina isleña que varía según los productos de la temporada. Además, existen dos menús espectaculares, que pueden solicitarse a mediodía y por la noche: 'Sant Jaume' y 'Santa Magda', cuyos nombres rinden homenaje a edificios emblemáticos ubicados en sus inmediaciones: la iglesia de Sant Jaume, una de las parroquias más antiguas de la ciudad, y el convento de Santa Magdalena, donde reposan los restos de la santa mallorquina más popular, Santa Catalina Tomàs.

Espectáculo, originalidad y calidad

Tomeu Caldentey y su equipo profundizan en las raíces de la cocina mallorquina, con propuestas, a veces, rescatadas del olvido. Sirva de ejemplo el 'moretum', herencia de los fenicios que recorrieron y vivieron en el Mediterráneo, con queso fresco, aceite y hierbas aromáticas que se presenta en un mortero, de ahí su nombre.

Destacan explosiones de sabor mallorquín, como el bombón de acelgas, pasas y piñones, que remite al acompañamiento típico de muchos platos de la isla.

También, hay espacio para rememorar la infancia, como pasa con el 'suquet de sobrassada', en el que el embutido por excelencia de la isla se acompaña de azúcar y se prepara al momento. En este sentido, cabe avisar que el espectáculo forma parte de la experiencia gastronómica del restaurante, ya que muchos de los platos se acaban de preparar delante del comensal durante todo el servicio.

Estos snacks y aperitivos descubren Mallorca bocado a bocado y dan paso a otras sugerencias dignas de quitarse el sombrero, como el 'Ou Port de Sóller', una versión particular de los huevos a la sollerica, que combina alimentos típicos de este enclave de la Serra de Tramuntana, como las gambas y las naranjas. Merecen la pena destacar las cigalas flambeadas con licor de hierbas, digestivo típico de Balears, o el magret de pato con peras, una elaboración que se encuentra en recetarios mallorquines y también catalanes.

No faltan guiños a la isla hermana de Menorca, que se hace presente con el 'ginet', en el que el limón y la ginebra se presentan como un sorbete, con merengue incluido. Los postres se suman a la sugerente lista de delicias de Tomeu, siempre con los alimentos de cada estación como protagonistas. De hecho, en nuestra visita probamos madroño con chocolate, un dulce de otoño que combina helado y mermelada de madroño, galleta de cerveza y chocolate negro con un bizcocho de chocolate blanco.

En caso de no querer degustar el menú completo, se pueden elegir los platos a la carta. Cabe destacar la amplia selección de vinos de calidad de su bodega, que presta epecial atención a los de Mallorca. La elegancia del restaurante y la meticulosidad del servicio se complementan con los elementos típicos de la cultura culinaria mallorquina. Por ejemplo, hay platos que se sirven en vajilla elaborada en Pòrtol, el municipio isleño que presume de artesanía y cerámica, o se pueden degustar en las típicas bandejas de 'llauna'.

Sin duda, Tomeu ofrece una experiencia completa que permite conectar con las raíces de la cocina mallorquina de una manera original a la par que exquisita, en un ambiente selecto de la Palma más señorial.

 

Galeria

  • Restaurante Tomeu de Palma de Malllorca
  • Restaurante Tomeu de Palma de Malllorca
  • Restaurante Tomeu de Palma de Malllorca
  • Restaurante Tomeu de Palma de Malllorca
  • Restaurante Tomeu de Palma de Malllorca
  • Restaurante Tomeu de Palma de Malllorca
  • Restaurante Tomeu de Palma de Malllorca
  • Restaurante Tomeu de Palma de Malllorca
  • Restaurante Tomeu de Palma de Malllorca
  • Restaurante Tomeu de Palma de Malllorca

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.