¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Se encuentra usted aquí

Legumbres
Tendencias.

10 razones de peso para comprar productos a granel

Mónica Salazar Vevia29/01/2016

Únete a la moda de comprar productos a granel. Los productos al peso son más baratos y ecológicos, al prescindir de los envases. Compra sólo lo que necesites y con la mejor relación calidad- precio.

Esta nueva tendencia, que recupera la vieja tradición del colmado, ha ido ganando terreno en nuestro país en los últimos años. De esta forma, se suma a otros precedentes de ciudades como Londres o Berlín.  Los supermercados e hipermercados tienen en cuenta esta demanda y cada vez ofrecen más productos al peso en sus tiendas.

Asimismo, surgen los pequeños comercios especializados que ofrecen exclusivamente este tipo de productos. Entrar en ellos es todo un regalo para los sentidos. Aromas, texturas y colores se confunden en las estanterías repletas de frascos y tarros, y en los sacos que descansan en los palets.

Los ingredientes son infinitos y se abre un sinfín de posibilidades para elaborar platos nuevos y creativos en la cocina: arroz para sushi o risotto, especias, pasta ecológica de todas las formas y colores, harinas (de maíz, de espelta, doble fuerza…), legumbres, setas deshidratas, salvados, infusiones, frutos secos, algas, frutas deshidratadas, bulgur, cuscús, mijo, semilla de chia, harina de maca, quinoa… Es toda una fiesta para el paladar.

El público veterano siempre se alegra de que se retomen las buenas costumbres de antaño, y el público joven descubre una forma de comprar más eficaz y responsable con el medioambiente.

Junto a la castiza plaza del Cascorro en Madrid, encontramos la tienda Granel. Javier, que abrió la tienda con su socio Juan, nos cuenta que su idea surgió de una necesidad: “Juan es vegetariano y siempre se quejaba de lo caros que eran los productos vegetarianos que se venden en los herbolarios. El precio de los productos se encarece con el envasado y los costes de distribución”.

Los productos que se ofrecen en las tiendas a granel son de una calidad superior a un precio asequible, al mismo tiempo que fomentan la filosofía “slowfood”. Javier nos explica que tienen un contacto directo con los agricultores: “Seleccionamos productos de gran calidad y proximidad”. Esto  sin duda, repercute en beneficio del consumidor y del propio agricultor que ve recompensado su esfuerzo al trabajar en un producto ecológico.

Diez razones por las que comprar a granel

1. Se desperdicia menos. No compramos paquetes enormes que no vamos a usar en mucho tiempo y que se echan a perder. Esto es algo maravilloso para los “singles”, las personas que viven solas, tema que ya tratamos en su momento. De esta forma sólo se compra lo que se necesita. En el caso de familias numerosas o establecimientos hosteleros, también se agradece comprar grandes cantidades sin tener que volver a comprar cada poco tiempo.

2. Se fomenta un consumo responsable con el medioambiente, eliminando plásticos. No podemos seguir tirando millones de envases a la basura. Es algo insostenible. Muchos nos hemos sentido culpables al ver la cantidad de residuos plásticos que generamos en una semana.

3. Al poder comprar cantidades mínimas podemos probar muchos productos diferentes y logramos que nuestra dieta sea más variada. No da tanto miedo probar un tipo de harina nueva si no pensamos que tendremos que tirar el resto del paquete sobrante si no nos gusta.

4. La mayoría de estos productos tienen una certificación ecológica. Por lo tanto, comemos más sano y cuidamos nuestra alimentación. Estas tiendas tienen además la obligación de renovar sus productos y garantizar que estén siempre frescos.

5. Los celíacos y gente con otras intolerancias alimentarias encuentran los productos necesarios para su dieta a un coste reducido. Los veganos encontrarán también su particular paraíso en este tipo de tiendas. Algunos estudios afirman que se puede llegar a ahorrar hasta un 89% al comprar productos a granel frente a los productos envasados.

6. Vemos lo que compramos y no nos llevamos sorpresas al abrir el envase. De esta forma controlamos la calidad y la cantidad de lo que adquirimos.  Todavía me acuerdo de una vez que encontré una pasta diferente a la que había comprado dentro de un envase.

7. Apoyamos los pequeños comercios y a los agricultores.

8. Se eliminan transportes costosos y contaminantes.

9. Se pueden reutilizar los envases que se tienen en casa a la hora de hacer la compra. Eso sí, siempre que se tiene prisa se puede contar con los envases biodegradables que ofrecen en este tipo de establecimientos.

10. Conocemos la procedencia de los productos y recibimos consejos personalizados sobre las propiedades de cada producto o la forma de cocinarlos.

Y muchos se preguntarán qué cambia respecto a los colmados y ultramarinos de toda la vida que siempre han ofrecido productos al peso. La mayoría de estos nuevos establecimientos nos sorprenden con espacios agradables y minimalistas, con un toque moderno e innovador sin descuidar la higiene necesaria para la venta de estos productos. Se observan rigurosamente todas las medidas reglamentarias para garantizar el buen estado de los géneros. Y eso por no hablar del impacto que tienen en cada barrio, al revitalizar los pequeños comercios.

¿Y vosotros, os dejáis seducir por el encanto de la tradicional?

Comentarios

 ...

MONICA,enhorabuena por este nuevo artículo. Interesante como todos los que escribes.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.