¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Se encuentra usted aquí

El auge de los nuevos tipos de agua
Tendencias.

El auge de los nuevos tipos de agua

Mónica Salazar Vevia15/04/2019

Una opción saludable y alternativa a los refrescos cargados de azúcares y un compañero ideal para las horas de gimnasio.

Si existe una certeza respecto al agua es que se ha comprobado que el ser humano no puede vivir más de unos pocos días sin ella. El tiempo de supervivencia depende de factores ambientales y de la condición física de cada persona. La ciencia ha demostrado que un adulto en condiciones normales podría aguantar hasta una semana sin consumir agua. El cuerpo se compone aproximadamente de un 70% de este elemento. Por ello, no es difícil adivinar las razones por las cuales, en la época actual de elogios a la vida sana, los mercados se hayan centrado en darle todo el protagonismo a diferentes tipos de agua como una alternativa saludable a los refrescos carbonatados y otras bebidas.

Hasta hace muy poco tiempo, el agua de coco había sido el santo grial de las aguas de moda. Destacaba principalmente por ser baja en sodio y rica en potasio. Sin embargo, actualmente existe cierta contienda para ver qué tipo de agua conquista el podio de las nuevas tendencias. Parte del éxito de estas nuevas bebidas se debe a fenómenos como el running o el crossfit que han propiciado la necesidad de líquidos que restauren los electrolitos perdidos después de un ejercicio intenso.

Cada día nuevos productos se apoderan de los estantes de tiendas, bares y restaurantes de moda. Estos son algunos de ellos:

Agua de arce

Extraída de los árboles de arce, esta agua está llena de los nutrientes que alimentan al árbol. Es agua pura y refrescante que proviene de la savia del árbol, compuesta en un 98% de agua y que presenta un suave y delicado sabor a arce. Es naturalmente alcalina y contiene electrolitos, antioxidantes y prebióticos. El agua de arce contiene 46 nutrientes bioactivos, incluyendo minerales, aminoácidos y ácidos orgánicos; contiene ácido abscísico (ABA) que puede ayudar a equilibrar el azúcar en la sangre. Como se trata de un producto bastante nuevo, es necesario realizar más estudios antes de determinar todos sus efectos.

Agua de aloe vera

Tanto los estudios científicos como las experiencias personales parecen corroborar que el consumo de aloe vera (sábila) ofrece varios beneficios para la salud. Siempre y cuando no se consuma sábila cruda, un producto adecuadamente procesado como la bebida de sábila puede ayudar en múltiples aspectos, desde la digestión hasta la salud de la piel. En el mercado encontramos muchas bebidas de agua con aloe aderezadas con otros ingredientes como la miel, el limón, la fresa… Hay que tener cuidado con no consumir los que tengan demasiados aditivos y conservantes.

Algunos de estos productos se pueden elaborar de forma casera y otros se pueden conseguir en tiendas especializadas o a través de plataformas comerciales en internet. Todas se deben consumir con moderación y teniendo en cuenta su contenido calórico ya que si no realizamos ejercicio puede que no necesitemos este tipo de bebidas reconstituyentes.

Desde aquí recordamos que antes de introducir cualquier elemento nuevo en nuestra dieta es aconsejable consultar con un médico para saber cómo puede afectar dicho elemento a nuestra salud. Finalmente, si en algo coinciden todos los expertos es que no hay nada mejor que el agua simple y sencilla, sin aditivos, ni calorías.

Agua de abedul

El agua de abedul, también conocida como savia de abedul, se deriva del aprovechamiento de los abedules para liberar su líquido. Durante el invierno, los abedules almacenan una gran cantidad de nutrientes, que se liberan en su savia (o agua) una vez que la temperatura de primavera comienza a descongelar la escarcha.

Los abedules se encuentran comúnmente en Canadá, Rusia y Escandinavia, y su agua se ha utilizado como tónico energético siglos antes de que se convirtiera en el alimento saludable que se comercializa hoy en día. El azúcar producido por los abedules (el xilitol) se utiliza como edulcorante natural y bajo en calorías en chicles y otros dulces. Siendo lo que endulza naturalmente el agua de abedul, satisface el gusto por lo dulce sin ser abrumador. Debido a que el xilitol es bajo en calorías, el agua de abedul es una opción menos calórica que muchas otras aguas naturales en el mercado. Es una bebida bastante exquisita y difícil de conseguir fuera de sus países de producción.

Kéfir de agua

Es una bebida probiótica refrescante y ligeramente burbujeante que se elabora a combinando agua azucarada con granos de kéfir y dejándola fermentar durante 24-48 horas. Ofrece bacterias y levaduras beneficiosas para la salud y se puede preparar fácilmente en casa. Muchos afirman que protege la flora intestinal y que tiene propiedades depurativas y diuréticas.

Agua de nopal

En México se ha considerado siempre un elixir medicinal. El agua de cactus contiene 5 electrolitos naturales, vitaminas, minerales y antioxidantes. Además, no aporta grasas y posee menos calorías y azúcar que el agua de coco. Se ha demostrado a través de ensayos clínicos que alivia los síntomas de la resaca (Centro de Ciencias de la Salud de Tulane, Dr. Jeff Wiese, 2004). El nopal es la única fruta que contiene las 24 betalaínas conocidas: poderosos antioxidantes que destacan por sus beneficios revitalizantes para la piel. Un vaso de agua de nopal contiene la mitad de azúcares y calorías que uno de agua de coco. 100 gramos de nopal proporcionan únicamente 16 calorías y 3,3 gramos de carbohidratos. Es ideal después de practicar ejercicio o en casos de deshidratación producida por problemas estomacales (siempre bajo supervisión de un médico).

Agua de higo chumbo o tuna

El fruto del cactus tiene un sabor a tierra y a bayas que proporciona una experiencia increíblemente refrescante. Esta agua contiene antioxidantes, vitaminas y minerales que son antiinflamatorios y estimulan el sistema inmunológico. Las frutas de cactus contienen un alto nivel de aminoácidos, especialmente prolina, serina y taurina. Esta última ayuda a reducir los radicales libres y a prevenir la pérdida de humedad en la piel. Un estudio realizado en Austria confirmó que consumir 250 gramos de tuna al día ayuda a reducir los niveles de colesterol.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.