¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Se encuentra usted aquí

Bocados premium para celebrar el Día Internacional del Sándwich
Tendencias.

Recetas irresistibles para celebrar el Día Internacional del Sándwich

Silvia Alberich01/11/2019

El 3 de noviembre se celebra el Día Internacional del Sándwich, un tentempié reconvertido en bocadillo gourmet.

Delicioso, fácil de preparar y variado. Así es el sándwich, un bocado imprescindible que se ha sabido reinventar y se ha hecho un merecido hueco en la mesa de restaurantes, así como en eventos y celebraciones. Tanto es así que hasta tiene un Día Internacional. El 3 de noviembre se homenajea a este ilustre y saciante tentempié, cuyos orígenes se remontan a mediados del siglo XVIII y cuyo nombre procede de una localidad llamada así y ubicada al sureste del Reino Unido. 

Precisamente de Sandwich era el conde británico John Montagu, a quien se le atribuye su invención. Montagu era un empedernido jugador de cartas que ni siquiera las abandonaba para ir a comer. Tanto se entregaba a este pasatiempos que sus criados le servían fiambres y carnes adobadas entre dos rebanadas de pan para que pudiera comer con la mano libre que le dejaban las cartas.

Casi tres siglos de historia

Este práctico y saciante bocado se popularizó rápidamente y lo bautizaron como sándwich. Unos años más tarde, en 1762, aparece la primera referencia escrita de este tentempié, documentada en el diario del historiador inglés Edward Gibbon, que explica cómo dos aristócratas comen sándwiches en una taberna y lo acompañan de unos sorbos de ponche. 

Casi un siglo después, en 1840, aparece la primera referencia del vocablo sándwich en la gastronomía de los Estados Unidos. La incorpora la chef Elisabeth Leslie a uno de sus libros de cocina, en el que sugiere este bocado como primer plato. A principios del XX, las panaderías estadounidenses empiezan a vender pan de molde sin rebanar y se popularizan los sándwiches de huevo y jamón como desayuno de los niños y tentempié de los adultos, que se los llevan al trabajo.    

Desde entonces, este delicioso emparedado de origen inglés ha experimentado una gran evolución, no solo en su versatilidad, sino también en la forma de degustarlo. Si antes era habitual comerlo directamente con la manos, hoy en día es muy común utilizar cuchillo y tenedor

En cuanto a la tipología, es infinita. Desde los sándwiches fríos hasta los calientes, pasando por los clásicos de jamón y queso hasta los más elaborados, que incluyen roast beef, virutas de parmesano y cebolla caramelizada, entre otros sofisticados rellenos. Los hay para todos los gustos y paladares y aún se siguen creando versiones de lo más originales, como las que elabora MAS Food Lovers para conmemorar el Día Internacional del Sándwich y que incorporan a su nueva carta. 

Jabugo, Mallorca, Nueva York, Oslo y Bolonia son los nombres de los nuevos bocados, que homenajean a sus ciudades de origen con sus ingredientes y hacen un guiño a una famosa serie de televisión. El de Jabugo, además de su exquisito jamón ibérico de bellota, lleva queso Arzúa Ulloa y paté de trufa, dos delicatessen que aportan un toque sibarita a este tentempié.

El pan también es un elemento clave a la hora de preparar un sándwich y, dependiendo del que elijas, variará su sabor -y también las calorías-. También existe aquí una amplia tipología que va desde el clásico pan de molde hasta el de centeno, mucho más saludable, o el tradicional pan de payés.  

Cuatro propuestas de lo más variadas

¿Te apetece elaborar unos sándwiches en casa? Anota estas recetas y disfruta de este bocado a cualquier hora.

Un clásico imprescindible

El bikini, también conocido como mixto o planchado según la zona en la que te encuentres, suele ser la primera idea que nos viene a la cabeza cuando pensamos en un sándwich. El clásico bocadillo caliente de jamón de York, queso en lonchas y mantequilla untada a ambos lados del pan de molde tiene el éxito asegurado. Si quieres preparar una versión menos convencional, sustituye el jamón dulce por serrano o ibérico y combínalo con un manchego tierno. ¡Te fundirás en cada bocado! 

Al estilo francés

¿Quién no ha sucumbido alguna vez a los encantos de este crujiente e irresistible bocadillo francés que ha servido de inspiración al actual bikini? La cobertura con salsa bechamel diferencia al croque monsieur del clásico mixto. En su versión femenina, el croque madame lleva un huevo a la plancha o frito encima. Una variante más contundente de este bocado típico galo. 

Saludable y apetitoso 

Los veganos tienen un sinfín de posibilidades para disfrutar de un sándwich de lo más saludable y variado. El salmón ahumado, el aguacate, el huevo, las berenjenas y la rúcula son 4 ingredientes que pueden combinarse bajo dos tostadas de pan integral y protagonizar un tentempié healthy y apetecible. También lo es, aunque en versión más sibarita, la chapata Sagàs -, que incluye tocineta, alcaparras, higos, rúcula, queso fresco, olivada y vinagreta de carquinyolis. Una de las múltiples propuestas de Sagàs, Farmers, Cooks & Co., que apuesta por productos 100% naturales en sus bocadillos gurmet. 

Doble piso y... relleno

De origen neoyorquino, el Sándwich Club, de dos pisos y cortado en cuartos, se popularizó en nuestro país en los años 70 y 80. Muchas cafeterías lo servían como alternativa al bikini tradicional y ha ido ganando adeptos con los años. Este potente bocado incorpora bacon, jamón York, pollo fileteado, queso a elección y mayonesa. La lechuga fresca y el tomate natural aportan el toque sano a este emparedado de altura.   

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.