¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Se encuentra usted aquí

De Mercado. Arriba.
Calle de Goya, 5 Madrid. Tel: 915 770 025

Arriba, la cocina de Ramon Freixa al alcance de todos

Carlos Maribona09/03/2015

Arriba es el restaurante informal de un cocinero barcelonés que triunfa en Madrid, Ramon Freixa. Pero no esperen en ningún caso encontrar aquí ni un solo plato que se asemeje a los de su casa madre, la que tiene dos estrellas Michelin.

Se trata de un bistrot elegante y acogedor, con una carta sencilla y variada, pensada para satisfacer a todo tipo de clientela sin que la factura final se dispare (se puede comer desde unos 25 €) y con un nivel de cocina muy correcto. Mesas de madera sin manteles, buen pan (una seña de identidad de Freixa en Madrid), detalles cuidados y un servicio de sala joven, atento y amable.

Salgo del ascensor para ocupar mi mesa. Justo enfrente está el escenario de Platea. En él, una pantalla gigante en la que se proyectan en ese momento escenas de películas en blanco y negro de Fred Astaire sirven de agradable telón de fondo. La carta, por la variedad de su oferta, requiere un cierto tiempo de estudio, así que pido una cerveza de barril mientras la repaso con la atención que merece. No es fácil decidirse.

El apartado tapas ya está lleno de sugerentes propuestas: patatas bravas, bombas de la Barceloneta, alitas de pollo, anchoas... Pruebo la ensaladilla, que se presenta de una manera original, como un helado al corte, entre dos galletas, para comer con la mano. Y también las croquetas de jamón, muy cremosas y con el rebozado crujiente, como mandan los cánones.

Hay también cuatro platos "verdes", entre ellos un buen tomate gigante con burrata y ventresca de atún, y un par de tartares, de ternera y de atún. Para mantener la informalidad, cocas mediterráneas de setas con queso cremoso y panceta, y de berenjenas con dátiles y brie trufado.

En estos momentos en que la cocina tradicional resurge, los guisos no pueden faltar en una carta que se precie en Madrid. En Arriba sobresale la reconfortante cazuela de garbanzos con butifarra negra. Como contraste un apartado a la moda, dedicado a las hamburguesas, desde una tradicional XXL americana hasta la más sofisticada "Erre que Erre", rellena de rabo de toro y foie gras. También en la carta un divertido bloque llamado "Las butiperrinchis", perritos calientes a la española.

Además de los citados guisos, la parte más formal de la carta comienza con unos buenos canelones tradicionales de tres carnes. Muy buenos. Lástima que lleguen a la mesa algo más fríos de lo deseable. Y sigue esta parte "seria" con un arroz meloso de bacalao y (de nuevo) butifarra negra; con varias carnes "al carbón" (hechas en realidad en horno Josper), incluida una pechuga de pollo orgánico, y con algunos pescados.

De estos llama la atención el rodaballo, una pieza no muy grande que se fríe entera, siguiendo una técnica habitual en algunos lugares de Andalucía. Se presenta en el plato con la cabeza y las espinas fritas y crujientes, listas para comer, y con la carne encima, muy bien de punto, en pequeños trozos. Suficiente para comer dos personas. Entre las espinas y la carne una mayonesa en cantidad un tanto excesiva. Pese a ello está logrado este pescado.

Postres caseros en raciones generosas que invitan a compartirlos. Me gusta especialmente el superflan, de gran tamaño, con helado. Pero no descarten la tarta de queso con frutos rojos a la pimienta o el pastel de chocolate con helado de regaliz.

Para beber siempre tienen la opción atractiva de la cerveza. Si prefieren vino, hay una aceptable carta, no muy larga pero bien seleccionada con algunas opciones por copas que incluyen un par de champanes de nivel. Ya saben. Si van a Platea, suban a Arriba.

Carlos Maribona es crítico gastronómico

Comentarios

 ...

Buen artículo. No obstante, les sugiero que miren el mapa-localizador de Google. Está indicada la calle Goya de la localidad de Rivas Vaciamadrid. Saludos

 ...

Muchas gracias, Maika. Resuelto :-)

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.