¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Se encuentra usted aquí

Tradicional. El Racó de Meliana.
C/ Glories Valencianes, 4 Meliana.(Valencia) Tel: 961 496 173

El Racó de Meliana: huerta, sabor y tradición

Inboga30/01/2018

A pocos kilómetros de Valencia, en pleno epicentro de Meliana, zona de cultivos tradicionales y de tierras fértiles para todo tipo de verduras y hortalizas, encontramos el Racó de Meliana. Un restaurante familiar cuya cocina es precisamente eso, aroma a la huerta que lo rodea.

Pero el Racó es mucho más que un producto de calidad, próximo y de temporada ya que, además, reúne todos los ingredientes básicos para disfrutar de una comida o cena inolvidable. Dominio de la técnica culinaria, elaboración impecable, equilibrio en los platos, presentación y buen servicio. 

Aquí poco o nada interesa la cocina molecular, lo que verdaderamente importa es que el cliente reconozca qué come y que le guste y mucho. Esta es la principal premisa de sus propietarios, Paco y Javi Gimeno, dos hermanos que han mamado la profesión desde pequeños y que se complementan a la perfección. Paco en la cocina y Javi en sala han conseguido que su esfuerzo valga la pena y que su restaurante sea conocido más allá de esta localidad que ronda los 11.000 habitantes.

Su carta está impregnada de platos marcadamente mediterráneos que, en su mayoría, beben del recetario tradicional valenciano y que se aderezan con toques muy personales. Imprescindible probar su famoso ‘all i pebre’, un plato típico nacido en las orillas de la Albufera y cuyo ingrediente principal son las anguilas. De hecho, el restaurante se alzó en el 2017 con el premio al mejor all i pebre en el concurso que anualmente se organiza en la pedanía de El Palmar. Un galardón que no sólo les ha dado mayor prestigio sino que también les ha garantizado un buen número de visitas de clientes que buscan el mejor sabor de este guiso.

Y como no podía ser de otra manera, la especialidad de El Racó de Meliana son los arroces. Melosos, caldosos y secos, éstas son las tres formas en las que cocinan este cereal y que para ellos no tiene secreto. Simplemente hay que respetar los tiempos de cocción y sobre todo el resto de ingredientes con los que se trabaja para no malograr sino ensalzar el sabor y aroma de los mismos. Entre los arroces más demandados los típicamente valencianos como la paella, el arroz ‘amb fesols i naps’ y el del ‘senyoret’ aunque ellos también recomiendan no perderse el meloso de pato, setas blancas y alcachofas o el de conejo, foie y boletus. Su menú del día ofrece la posibilidad de probar alguno de sus suculentos arroces.

Pero la gastronomía de El Racó de Meliana tiene mucho más que ofrecer al comensal. Pescado fresco del Mediterráneo, carnes premium traídas expresamente del País Vasco, productos, como ya hemos comentado de la cercana huerta… en definitiva, unos platos sin artificios hechos con producto fresco y de calidad donde se aprecia su sabor al 100%. Elaboraciones donde se mima al máximo la materia prima, más allá de las piruetas gastronómicas que la adornan. Es lo que ya se conoce como ‘cocina honesta’: cuidada, bien elaborada y muy atenta a las materias primas. En definitiva, buen producto a buen precio.

Ejemplo de ello son algunas de las propuestas que encontramos en su amplia carta como el tartar de salmón y aguacate, cangrejo de concha blanda en tempura o el salteado de boletus con yemas de huevo, una de las especialidades del establecimiento.

Y como guinda a una buena comida o cena, siempre se puede degustar uno de sus postres. Todos ellos elaborados de forma casera y con los que han cosechado algunos galardones. El más importe, un primer premio conseguido en el concurso ‘Postre de la Ribera’ con un milhojas de caqui con crema de mascarpone y que por supuesto tienes la oportunidad de probar in situ.

Sin duda, El Racó de Meliana cuenta con un entorno perfecto para sacar provecho de todos los ingredientes que lo envuelven y, con ellos, elaborar los mejores platos de la gastronomía valenciana. 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.